Un tren de alta velocidad descarriló en el norte de Italia a primera hora del jueves, en la transitada línea férrea que une Milán y Bolonia. La locomotora quedó completamente separada y se estrelló contra un edificio a pie de vía, matando a dos trabajadores del tren y dejando 27 heridos más, según las autoridades.

El convoy de la operadora ferroviaria estatal Freccia Rossa se salió de las vías mientras circulaba a casi 300 kilómetros por hora (180 millas por hora), dijo el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli, en declaraciones a la radio estatal.

Así quedó el tren (AP).

El maquinista y otro trabajador, al parecer otro maquinista, murieron en el siniestro ocurrido alrededor de las 5:30 de la mañana en una zona rural a las afueras de la ciudad de Lodi, explicaron las autoridades.

“El vagón de la locomotora descarriló, se separó completamente y siguió», contó Girolamo Fabiano, un agente de la policía ferroviaria, a la radio estatal. “Entonces el segundo vagón descarriló».

Se cree que el segundo vagón era para pasajeros de primera clase. El resto del tren no volcó.

Así quedó el tren (AP).

Dada la hora del accidente, en el convoy viajaban apenas 30 pasajeros, dijo la policía.

Fabiano señaló que en ese tramo de la vía se habían realizado trabajos durante la noche, pero apuntó que la causa del siniestro, que está bajo investigación, no estaba clara por el momento.

Según Borrelli, el tren de alta velocidad había salido de Milán a las 5:10 de la mañana y se dirigía al sur de Bolonia cuando descarriló. Dos de los heridos estaban en estado grave y los otros 25 sufrieron heridas más leves, agregó.

Así quedó el tren (AP).

El tren forma parte de un conocido servicio de trenes de alta velocidad conocido como Freccia Rossa (Flecha Roja). Su destino final en el sur debía ser Salerno, una ciudad portuaria al sur Nápoles.

El tránsito ferroviario se desvió a vías locales, con demoras de alrededor de una hora.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here