Mientras el coronavirus avanza en el país con más contagiados, los defensores de varios condenados en Córdoba por delitos de lesa humanidad durante la dictadura avanzaron en las apelaciones contra la decisión de los jueces de rechazarle el beneficio de la prisión domiciliaria por motivos de salud y el Covid-19.

Luego de los pedidos que realizaron las defensas para que algunos represores sean trasladados a sus casas, entre ellos, José Luis Yáñez (66), Miguel Ángel Pérez (65), Mirta Graciela “Cuca” Antón (68), Arnoldo José “Chubi” López (65) y Héctor Pedro Vergez (76), el Tribunal Oral Federal Nº 1 (TOF1) les negó esa posibilidad.

Al listado se sumó también Juan Eusebio Vega, a quien le fue rechazado el beneficio. El exsargento de Infantería y un exintegrante del grupo de Operaciones Especiales de La Perla, uno de los centros clandestinos de detención que funcionaron en Córdoba décadas atrás.

El TOF1 lo condenó a prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua por dominio funcional, por privación ilegítima de la libertad calificada (dos hechos) y privación ilegítima de la libertad calificada por tratarse de un funcionario público, agravada por el uso de violencia, y por haberse cometido para compeler a la víctima a hacer, no hacer o tolerar algo a lo que no estuviese obligada (25 hechos).

También por la imposición de tormentos agravada por la condición de perseguido político de la víctima (59 hechos); homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso de una pluralidad de partícipes (un hecho); y por l desaparición forzada agravada por resultar la muerte de la víctima (16 hechos).

Asimismo, el mismo tribunal le había rechazado en 2017 el beneficio del 2 x 1

Apelaciones

Pese a los rechazos, el TOF1 declaró admisible la casación presentada por las defensas de Vega, Gómez, Yáñez y López contra su rechazo a otorgarles las domiciliarias, de acuerdo con las resoluciones que revisó La Voz.

El caso Yanicelli

Por su parte, la defensa oficial del expolicía del D2 Carlos Alfredo “Tucán” Yanicelli había solicitado la domiciliaria por padecer hipertensión con isquemia miocárdica por obstrucciones arteriales coronarias. Había planteado que se encuentra medicado y bajo estudios y tratamientos adecuados, y que tiene una enfermedad coronaria múltiple por la que debe ser operado.

Los jueces consideraron que la gravedad de la enfermedad y su avanzada edad “conforman elementos que lo ubican especialmente dentro de lo que se ha dado en llamar población de riesgo, lineamientos aplicados a su vez mediante el protocolo para Covid-19”. 

Si bien le concedieron la domiciliaria, indicaron que no se haría efectiva por estar detenido en otra causa a cargo del Juzgado Federal N°1, de Ricardo Bustos Fierro. 

Ahora, el magistrado o el juez federal N°2, Alejandro Sánchez Freytes, deberán resolver en estos días si conceden finalmente la domiciliaria o no de acuerdo a su estado de salud, indicaron desde Tribunales.

«Es una situación delicada. Lo tienen que operar», indicó una fuente a La Voz.

SÍNTESIS POLÍTICA

Información exclusiva y el mejor análisis, los lunes y viernes después del mediodía en tu correo.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here