#OjaláHubieseSidoYo fue el hashtag con el que Soledad Laciar inició su posteo en Facebook, justo cuando una multitud se congregaba silenciosamente en el Centro de la ciudad para marchar en profundo silencio por el crimen de Valentino Blas Correas. 

“Me pregunto por qué Dios no me eligió a mí. Por qué te arrebató de esta vida cuando tenías tanto camino por andar. Me pregunto por qué te arrebataron de mi vida de esa manera. Eras y vas a ser siempre mi malcriado preferido. Te amo Blasito. Te lo dije tantas veces por suerte. Pero me quedaron demasiados besos por darte”, expresó con profundo dolor.

“Ojalá desde donde estés me ayudes con este dolor. Ojalá que desde donde estés me sigas ayudando a seguir de pie. Hasta pronto hijito. Prometo luchar hasta el último día para que tu partida haya valido la pena. #justiciaporblas”, finalizó Soledad. 

El caso

Blas recibió un disparo policial en la madrugada del jueves 6 de agosto, cuando iba en el auto junto a cuatro de sus amigos del colegio San José. El Fiat Argo en el que se conducían los jóvenes no se detuvo en un control policial, y los policías dispararon al vehículo sin más. Uno de los tiros entró por la luneta e impactó en el omóplato de Blas, que murió antes de poder recibir asistencia médica. 

Por el caso hubo una purga en la cúpula policial, y hay cuatro policías imputados. Lucas Gómez y Javier Alarcón están detenidos e imputados por el crimen de Blas, y Wanda Micaela Esquivel también detenida, acusada de encubrirlos y de incumplir con sus deberes. El fiscal José Mana investiga también una serie de acciones desplegada por los uniformados para encubrir el hecho que incluyen un arma «plantada». Uno de los policías detenidos, Lucas Gómez, está acusado con anterioridad de encubrimiento de un violador serial detenido en La Calera



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here