La popular conductora Ellen DeGeneres regresó a su programa televisivo tras el parate por la pandemia, y el escándalo tras las acusaciones de maltrato en su programa.

Entre otras cosas, hubo rumores de toxicidad en el lugar de trabajo, incluyendo algunas que la aludían directamente a ella, como que no permitía que sus subordinados la miren a los ojos. 

 “Como habrás escuchado, este verano hubo denuncias de un ambiente de trabajo tóxico en nuestro programa. Y luego hubo una investigación. Aprendí que aquí sucedieron cosas que nunca debieron haber sucedido… Me lo tomo muy en serio. Lo siento mucho por las personas afectadas», comenzó diciendo la conductora. 

“Sé que estoy en una posición de privilegio y poder. Asumo la responsabilidad de lo que sucede en mi show. Hemos tenido muchas conversaciones en las últimas semanas. hemos hecho los cambios necesarios. Hoy, estamos comenzando un nuevo capítulo”, prometió.

“También hubo artículos en la prensa y en las redes sociales que decían que no soy quien parezco ser en la televisión. Ser conocida como la dama simpática es una posición difícil. La verdad es que soy esa persona que ves en la televisión. También soy muchas otras cosas. A veces me pongo triste, me enojo, me pongo ansiosa, me siento frustrada, me pongo impaciente. Estoy trabajando en todo eso. Soy un trabajo en progreso”, agregó. 

“No creo que sea tan buena [como actriz] como para poder venir aquí todos los días durante 17 años y engañarte. Esta soy yo. Y mi intención es ser siempre la mejor persona que pueda ser. Y si alguna vez he defraudado a alguien, si alguna vez he herido sus sentimientos, lo siento mucho», finalizó en el avance del programa que se compartió por redes sociales. 



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here