Tentadora, y mucho, era la oferta. Por apenas un par de billetes de 500 pesos, muchos menos que otras promociones que se encuentran por internet, la pareja vio la posibilidad concreta de comprar la tan ansiada consola de videojuegos para sus hijos. En épocas de aislamiento, y con algo de plata en mano, la promoción sonaba más que jugosa. Bastó un par de mensajes a través de las redes sociales y allá fueron a hacer el “negocio” a una vivienda próxima a avenida Juan B. Justo, en la franja norte de la ciudad de Córdoba.

Cuando los integrantes de la pareja llegaron, se dieron con que el inmueble no era un comercio. Era una simple casa. No se veía movimiento.

Por WhatsApp, le avisaron al “vendedor” que habían llegado y que estaban en la puerta esperando. Fue entonces cuando, salidos de la nada, aparecieron varios delincuentes, algunos armados.

Eran expertos en ataques “piraña”: en segundos, redujeron a las víctimas y les robaron todo el dinero que llevaban encima, además de los celulares y de otras pertenencias que alcanzaron a manotear del interior del coche. La emboscada callejera duró lo que suelen durar estas cosas: no más de dos minutos.

De pronto, y así como llegaron, los delincuentes se marcharon corriendo, con armas y con botín en mano.

Dinero. En algunos de los allanamientos se secuestraron sumas de dinero. (Policía de Córdoba)

Lejos de haber sido un caso aislado, el episodio se agregó a un nuevo tipo/clase de violentos asaltos que se vienen registrando sin pausa por estos tiempos en distintos puntos de Córdoba capital: engaños a través de redes sociales que derivan en violentas emboscadas armadas.

Por el momento, no ha habido que lamentar heridos de seriedad, aunque ya hubo personas golpeadas.

Estos hechos tienen el mismo denominador: las víctimas caen primero engañadas ante supuestas ofertas de bienes (por lo general, supuestos electrodomésticos) que son ofrecidos a muy bajo precio y con facilidades a través de distintas páginas de redes sociales que, por cierto, no tienen nada que ver con el ardid.

Los ladrones se camuflan en esas redes y, entre tanta vecina y vecino que desea concretar transacciones en época de pandemia, terminan tramando y concretando emboscadas.

Las víctimas son asaltadas y despojadas de todo cuando van a hacer las transacciones.

En paralelo, hay otro violento mecanismo de emboscada que ya tuvo varios casos en Córdoba, como ya se publicó en estas páginas.

Bandas que ofrecen la venta de dólares blue a través de la web y que citan a los clientes a ciertos domicilios. Una vez que las víctimas llegan en sus vehículos, son abordadas por ladrones armados que se mueven, a su vez, en otros coches.

Altas sumas de dinero

Con “el cuento del dólar blue”, un hombre que había contactado a un supuesto vendedor por las redes, y que incluso había sido citado a una casa para la transacción, terminó sufriendo el robo de 700 mil pesos en efectivo, días atrás, en barrio Nueva Italia, al nordeste de la Capital.

Movilizados. En este auto iba una banda que asaltaba a compradores de «blue».

Desde la Policía cordobesa admitieron que hay una gran cantidad de estas dos clases de episodios, al tiempo que se indicó que vendedores y ladrones muchas veces son cómplices. Se precisó que varias organizaciones ya fueron desbaratadas por los cuerpos investigativos.

Desde la división Robos y Hurtos, el comisario inspector David Ferreyra aconsejó que las operaciones oficiales con dólares se realizaran en entidades legales y que extremaran los cuidados. “Estamos trabajando para atrapar a estas bandas, pero es imprescindible que la población tome los recaudos y vaya a los bancos”, señaló Ferreyra.

Robos y Hurtos ya atrapó a varios de estos ladrones en distintos operativos en la Capital y hasta en la localidad de Malvinas Argentinas.

Semanas atrás, en tanto, otro damnificado sufrió la sustracción de 300 mil pesos cuando llegaba en su auto a una casa de Yofre a comprar dólares.

Le pasó lo mismo que a muchos: ladrones armados lo abordaron y le llevaron todo el dinero.

En el marco de las investigaciones por asaltos a compradores de dólares blue, se concretó recientemente una particular redada policial que acabó con cuatro detenidos en Talleres Este.

¿Cómo fue? Todo se originó luego de que un ciudadano, que había sido asaltado tras ir a comprar dólares a una casa, se volvió a comunicar con el supuesto vendedor. La Policía estaba al tanto de todo. El damnificado le dijo a su interlocutor que había sido asaltado y que quería comprar de nuevo. Así fue como volvió al lugar y aparecieron sospechosos armados. Todos fueron detenidos.

“Emboscadas han habido siempre. Cuando no es una salidera bancaria, es una entregada a alguien que hizo una operación… Las bandas se van perfeccionando. Van mutando. Hay que estar alertas y agarrarlos”, comentó un investigador a La Voz.

Pistola. Las bandas están armadas.

“El cuento de la Play”

Cinco hombres fueron detenidos recientemente por pesquisas de la división Brigadas Civiles de la Policía en allanamientos en la villa Chaco Chico, en Capital. Los sospechosos están acusados de integrar una de las bandas que ofrecían computadoras o consolas de juegos electrónicas a bajo precio en aplicaciones y páginas web. Tras citar a los interesados compradores a una casa, los asaltaban.

En villa La Lonja, también se capturó a sospechosos de otra banda.

“Citaban a personas a ciertos lugares para supuestas ventas. Cuando las víctimas llegaban, las asaltaban con violencia. Hay que tener cuidado de dónde se hacen estas compras: siempre en lugares abiertos y ‘neutrales’, como estaciones de servicio”, dijo el comisario Marcelo Giuliano.

“Tampoco hay que llevar la plata en el primer contacto o encuentro. Hay que ser cuidadosos. Y si se ve algo raro, hay que llamar de inmediato a la Policía”, cerró el jefe policial.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 17/10/2020 en nuestra edición impresa.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here