En menos de 24 horas, tres asesinatos sacudieron a la ciudad de Córdoba. Dos de los episodios están relacionado con la inseguridad, mientras que el tercero aparece como una pelea entre jóvenes de corta edad.

En tanto, en la población de Tancacha, departamento Tercero Arriba, un jubilado fue detenido acusado de haber matado a un sobrino de un tiro.

El último de estos episodios trágicos ocurrió alrededor de las 5 de la madrugada de ayer en un domicilio de la avenida El Quebracho, en barrio San Lucas, en la zona sudeste de la ciudad de Córdoba (a un costado de la avenida 11 de Septiembre).

Según apuntaron fuentes policiales, en una vivienda del sector se realizó una fiesta nocturna, que había sido convocada por redes sociales. Jesús Santiago Quiroga (20) llegó hasta allí junto a un amigo, pero una vez que ingresaron se toparon con un grupo de adolescentes con los que ya habían tenido problemas antes.

Fue entonces que se produjo una presunta riña, hasta que Quiroga cayó desvanecido, con un fuerte golpe en la cabeza. Su amigo, junto a otros jóvenes, lograron cargarlo en un auto y trasladarlo al hospital Florencio Díaz, donde los médicos de la guardia nada pudieron hacer para salvarle la vida. Murió a los pocos minutos de haber sido ingresado.

Allí, en el hospital, uno de los jóvenes que había llevado a Quiroga dijo que los atacantes lo habían golpeado con una botella en la cabeza.

Los investigadores de Homicidios de movieron rápido. Bajo directivas del fiscal de Distrito 2 Turno 7, Tomás Casas, detuvieron a dos adolescentes de 16 años y a uno de 17. Ante esto, es posible que la causa pase al Fuero Penal Juvenil, mientras se aguarda el resultado de la autopsia para conocer la causa fehaciente de la muerte de Quiroga.

Inseguridad Capital

El viernes, en tanto, dos mujeres murieron en sendos episodios de inseguridad, aunque en circunstancias bastantes diferentes entre sí, según se investiga hasta ahora.

En horas de la tarde, un hombre de 53 años que había acordado ir al Centro de la ciudad de Córdoba para comprar cinco mil dólares fue abordado en el ingreso de un edificio de Corrientes al 400 por tres supuestos delincuentes, dos varones y una mujer.

De acuerdo a la causa judicial que dirige el fiscal Guillermo González, la víctima del robo se resistió y comenzó a forcejar con el presunto ladrón que llevaba el arma de fuego en la mano, momento en el que la pistola se disparó e hirió a la cómplice en la ingle. Ante esto, los dos supuestos asaltantes varones huyeron y dejaron a la joven malherida en el suelo.

Si bien llegó una ambulancia del servicio de emergencias 107 y la llevó hacia el Hospital de Urgencias, la lesión había sido letal, ya que la joven se desangró, lo que le provocó la muerte.

Anoche, más de 24 horas después del crimen, los investigadores de Robos y Hurtos estaban cotejando algunos datos para intentar identificarla, aunque trascendió que ya cuentan con pistas concretas no sólo sobre quién era ella sino sus dos supuestos cómplices.

El mismo viernes, pero a la mañana, Ana María Carrillo (51) fue asesinada de una puñalada en el cuello al ser abordada por al menos un delincuente mientras caminaba por un callejón de tierra que une los barrios Santa Bárbara y Ciudad Evita, en la periferia sudeste de la Capital cordobesa. La ladrón, que se llevó una mochila y un celular, aún no fue identificado en la causa que lleva adelante la fiscal Eugenia Pérez Moreno.

El crimen generó un aireado reclamo de familiares y vecinos de Ana, quien se dirigía a dar clases particulares a chicos de la zona cuando sufrió el mortal ataque. Criticaron la escalada de la inseguridad en el sector.

En Tancacha

En el marco de la investigación por otro asesinato ocurrido en la provincia de Córdoba en las últimas horas, la fiscal de Río Tercero Paula Bruera ordenó la detención de Hugo Montgaillard (74), a quien acusa de haber disparado con una escopeta a su sobrino Mauro Montgaillard (45), quien murió horas después de haber sido herido en el rostro.

El drama familiar ocurrió en la avenida San Martín, de la localidad de Tancacha. Según testigos, el hombre y su sobrino, quienes eran vecinos, habrían mantenido una aireada discusión en la vía pública que terminó de la peor manera.

A Hugo Montgaillard se le secuestró una escopeta calibre 16, según se informó de manera oficial.

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 15/11/2020 en nuestra edición impresa.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here